Será el próximo Sábado 14 de Abril a lo largo de toda la mañana. Habrá tres modalidades diferentes; una carrera infantil para niños menores de 14 años, otra para adultos y otra asistida para asegurarse de que todo el que quiera pueda participar. El precio de inscripción es de 8 euros la infantil y 10 euros la de adultos, aunque también hay un dorsal 0 a 5 euros para aquellos que no quieran correr pero sí participar en la colecta. Porque todo lo recaudado será para dos asociaciones: Aspromin, encargada de la gestión del centro Gormaget; y PROYDE, ONG de promoción y desarrollo vinculada a La Salle. Las inscripciones se pueden hacer mediante este enlace de mychip hasta el 11 de Abril.

La carrera infantil comenzará a las 09:00 de la mañana, y se hará por tramos dependiendo de la edad del niño (como la San Silvestre), con un recorrido que pegará la vuelta al colegio. En cuanto a la 10K como tal, saldrá a las 10:30 desde el patio de La Salle, irá por la calle Periódico Ciudad hasta el IES Andreu Sempere, bajará a La Vía y desde aquí seguirá por las Paulas y el Romeral hasta los túneles de Batoy y la Vía Verde. Llegará un poco más allá del puente de las Siete Lunas, donde se cumplen los 5 kilómetros, y donde se hará el cambio de sentido para volver hasta La Salle. La vuelta irá por la misma calle hasta Isabel la Católica, donde se continuará por la calle de Caseta Mascarelles hasta el patio del colegio de nuevo. Atención, porque la carrera supondrá cortes de calles durante alrededor de una hora.

Pero no se trata tan sólo de una 10K. La idea desde el colegio de La Salle es hacer una jornada deportiva, pero también lúdica y familiar. Por ello, a lo largo de la mañana habrá diferentes entretenimientos en el patio del colegio: hinchables, juegos infantiles, mercadillo, servicio de bar, música y más sorpresas. También habrá un contenedor donde la gente podrá dejar material escolar que el colegio recogerá para dar a las familias que lo necesitan. En definitiva, todas las facilidades para que no haya excusa para no colaborar, de una manera u otra, en esta actividad solidaria. Alex Olcina, maestro de La Salle, ha agradecido la implicación de las diversas empresas que colaboran así como la del Ayuntamiento de Alcoy para poder hacer una realidad esta carrera solidaria. Porque “la escuela tiene una labor educativa, claro, pero creemos que tenemos que ir un poco más allá y hacer también una labor social de cara al barrio y a la ciudad”.

Desde la concejalía de deportes el concejal Alberto Belda se mostró agradecido por la implicación de La Salle para poner en marcha una carrera más dentro del panorama de atletismo de la ciudad.