ARTÍCULO DE OPINIÓN DE VOX ALCOY 

Cuando unos intentan frenar su inevitable extinción dando un paso a la izquierda, cuando otros, los cobardes, callan y otorgan para sin mucho ruido pasar de puntillas y que no se note como poco a poco también comulgan con los dictámenes de la izquierda, cuando el resto, los progres, que juzgan bajo su supremacía intelectual, inteligencia artificial diría yo, y tergiversan, mienten, manipulan y retuercen el lenguaje hasta corromperlo para intentar que no se oiga la verdad de las palabras, es entonces cuando nuestro mensaje debe romper ese silencio y decir más claro si cabe que no aceptamos su totalitarismo en pleno siglo XXI, porque somos libres de pensar, de sentir y de defender nuestros valores y nuestras costumbres aunque la mordaza de la censura a los medios de comunicación disfrazada de libertad de expresión donde todo vale quiera hacerlo invisible.

Defendemos a las mujeres para que no se las colectivice dentro de esos chiringuitos supremacistas feministas, para que el Estado no las insulte con cuotas puesto que no las necesitan, ser mujer es mucho más que lo que ellos nos quieren hacer creer.
Defendemos también a los hombres de la criminalización a la que están sometidos simplemente por ser hombres y defendemos a los niños, para que no se les adoctrine desde la infancia, pues queremos que crezcan en libertad dentro del seno de la familia ya que son los hombres y mujeres del mañana.
Defendemos los minutos de silencio para todas las víctimas, ¿hay acaso niveles aceptables de violencia y niveles inaceptables?, no, no hay niveles aceptables de violencia, todos son inaceptables.
Defendemos el endurecimiento de las penas y queremos dotar a nuestro ordenamiento jurídico de las herramientas necesarias para ello.
Defendemos la soberanía de España, la de nuestra bandera, que es la que iguala y une a todos los españoles.
Defendemos a nuestro Rey.
Defendemos el campo, a los trabajadores, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a nuestras fronteras.
Y cuando les decimos lo que no quieren oír, ese aquelarre comienza menospreciando y descalificando a nuestro representante y de esa forma a todos aquellos que le dan su apoyo, porque les ponemos nerviosos, saben que cada vez más gente abre los ojos ante un gobierno socialcomunista, narcofinanciado, sedicionista y filoetarra que pende de un hilo, pues esas alianzas nunca acaban bien, porque la lucha de egos de aquellos que sólo se representan a si mismos, hambrientos de poder para asentarse en sus cargos y defender los intereses de aquellos que les manejan como marionetas, son los ingredientes de una receta explosiva.
Por todo esto y porque nuestro discurso no cambia, somos la única alternativa al pensamiento progre que disfraza de inclusión sus planes para dividir a la sociedad hasta aislar al individuo y que sea vulnerable, de esa manera cuando tengan a su ejército de zombies creado se aseguran continuar viviendo de subvenciones y seguir siendo cargas públicas.

SOMOS LA RESISTENCIA
VIVA ESPAÑA