Una de las principales mejoras que ya se ha implementado de cara a la modernización de los polígonos es el sistema de cámaras de seguridad para controlar el acceso a las áreas industriales. De los más de 3,8 millones de euros en los cuales está cifrada la inversión total en los polígonos, el 70% sufragada por el IVACE y el resto por el Ayuntamiento de Alcoy, la instalación de este sistema de video vigilancia se ha adjudicado por 104.876,76 €, un 40% menos respecto a la cifra de licitación inicial: 171.989 €.

Son 31 las cámaras de vigilancia y 10 las de captura de matrículas que ya se encuentran repartidas entre los 21 puntos de control dispuestos en los polígonos Castellar, Cotes Baixes, Cotes Altes, La Beniata y Santiago Payá. Con este circuito de cámaras se ha constituido una red de vigilancia y captura de matrículas, la puesta en funcionamiento de la cual depende del equipamiento del sistema de control en la sede de la Policía Local. El material podrá ser visualizado, grabado y gestionado por este sistema de control que, en palabras del concejal Manolo Gomicia, está siendo instalado actualmente en dependencias policiales y podría estar operativo próximamente.

Con este circuito cerrado de cámaras se podrá disponer de datos de los accesos para mejorar la seguridad de los mismos, así como de información en lo referente a las actividades que allí se desarrollan. Las cámaras permitirán detectar las matrículas de los vehículos que entran y salen del polígono. También se instalarán cámaras de control de seguridad y tráfico en el interior del polígono, sin la necesidad de tener una resolución que permita el reconocimiento de matrículas. Así mismo, con las cámaras instaladas se producirá la grabación permanente y el visionado en las dependencias de la Policía Local.

El plan de mejora de polígonos tiene previsto poner al día todas las áreas industriales de la ciudad, con diversas mejoras que dan respuesta a muchas de las demandas realizadas por los empresarios que ocupan estos polígonos durante años.