La junta directiva de Ciudadanos Alcoy ha dimitido en bloque de forma inmediata e irrevocable tras el ninguno al que han sido sometidos por parte de los diferentes órganos del partido.

  • “No podíamos seguir tolerando el ninguneo al que nos están sometiendo desde los diferentes órganos del partido”, acusa el ya ex coordinador Romualdo Coderch.

La Junta Directiva de Ciudadanos en Alcoy presentó su dimisión de manera inmediata e irrevocable hace ya dos semanas. “La situación era insostenible”, declara Romualdo Coderch, quien ostentaba el cargo de coordinador, a lo que añade que “desde el inicio de la actual legislatura venimos sufriendo una situación de pérdida de ilusión e implicación por parte de los afiliados que se traduce en la pérdida de hasta dos tercios de los que llegamos a tener en los meses previos a las elecciones municipales. El partido se desangra en Alcoy, lo hemos comunicado a los órganos superiores por todos los canales posibles y la única solución que nos ofrecían era darnos largas y pedirnos que dejemos pasar el tiempo”.

Recordamos que el conflicto se estableció en Ciudadanos Alcoy desde antes de las elecciones municipales. “Con el inicio de la legislatura pensamos que las aguas iban a volver a su cauce y que conseguiríamos remontar, pero la realidad es bien distinta. Dentro del propio grupo municipal tampoco se ha logrado el mejor clima de colaboración, nuestra presencia en los medios de comunicación se ha reducido notablemente, la participación de los afiliados en la vida política del partido ha desaparecido por completo y no parece que esto le importe a nadie”, declara Coderch.

Esta situación se ha puesto en conocimiento de los responsables orgánicos del partido en numerosas ocasiones. Según informa el ya ex-coordinador Romualdo Coderch, “el pasado 29 de septiembre mandamos una carta comunicándole nuestra situación y solicitándole que se tomaran las medidas que fueran necesarias. Tres semanas después ni siquiera se habían dignado a respondernos. Esto es una falta de respeto gravísimo hacia nuestra agrupación y hacia las personas que, desinteresadamente, forman parte de la Directiva. Y no podíamos tolerar más este ninguneo constante al que nos vienen sometiendo desde hace tiempo”.

Tras presentar la dimisión en bloque se produjo un acercamiento entre los responsables del partido y la junta dimisionaria en aras de buscar una solución. “Pero, una vez más, todo fue una estrategia para dilatar el tiempo y evitar que diéramos explicaciones en prensa. Nos comunicaron que tenían mucho interés en reunirse con nosotros y que los responsables del partido vendrían a Alcoy a estudiar la situación. Dos semanas más tarde son incapaces de encontrar una fecha adecuada. Ni tienen intención en venir ni la han tenido nunca, por eso procedemos a dar las explicaciones que nuestros afiliados y simpatizantes se merecen”, señala Romualdo Coderch, quien indica que “hay una tensa espera entre nuestros seguidores. Muchos de ellos nos han comunicado que si esta situación no se revierte antes de finalizar el año, solicitarán su baja del partido. Si actualmente ya quedan pocos afiliados, Ciudadanos Alcoy corre un serio peligro de quedarse bajo mínimos”.

Para concluir, Coderch añade que “solo espero que esta decisión sirva para que alguien del partido se dé cuenta de que nos han condenado a la desaparición y tomen las decisiones oportunas, por dolorosas que estas sean. Si quieren volver a ser un partido serio no pueden estar condicionados por amiguismos y miedo a perder sus cargos. Hay que tomar decisiones que afectan a nuestra agrupación, especialmente en lo que se refiere al grupo municipal y su composición, y las tienen que tomar ya, aunque puede que sea demasiado tarde. Y si esas decisiones implican sustituir o relevar a alguna de las personas que actualmente ocupan un cargo público, sea quien sea, no debería temblarles la mano si es que todavía tienen intención de recuperar algo de lo que había en nuestra ciudad».