El Consejo de Administración de Adif ha aprobado en su última reunión la adjudicación de la redacción del proyecto y ejecución de las obras de nuevas instalaciones de seguridad de la línea de ancho convencional Xàtiva-Alcoy (63,7 km). Esta actuación está incluida en el Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana.

El contrato ha sido adjudicado a la empresa Siemens Rail Automation por importe de 7.076.110,1 euros (IVA incluido), y cuenta con un plazo de ejecución estimado de 10 meses.

El proyecto, incluido en el Plan de Supresión del Bloqueo Telefónico de Adif, comprende la implantación del sistema denominado Bloqueo por Liberación Automática en Vía Única (BLAU), que permitirá, mediante modernos equipos automáticos, aumentar de forma significativa las condiciones de fiabilidad de las instalaciones, así como incrementar la capacidad y regularidad de las circulaciones, racionalizando y optimizando la explotación ferroviaria.

Entre los trabajos a desarrollar, destaca la instalación de nuevos enclavamientos electrónicos (sistemas de gestión del tráfico) en las estaciones de Ontinyent y Alcoy que dispondrán de sistemas videográficos, que se integrarán en el Control de Tráfico Centralizado (CTC) de Valencia, y se adaptarán los equipos existentes en Xàtiva.

En estas tres estaciones se implantarán nuevos elementos de campo como señales luminosas laterales, señales indicadoras de dirección, accionamientos y contadores de ejes, entre otros. También se colocarán otros dispositivos como cartelones y pantallas fijas de información.

Por otro lado, se extenderá una nueva red de cableado para las instalaciones de seguridad en las tres estaciones, desmontando los equipamientos que quedarán fuera de servicio. Otras actuaciones destacadas serán la implantación de los equipamientos del sistema ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático), el tendido de nuevos cables de fibra óptica de comunicaciones y la adecuación del sistema tren-tierra.

De forma paralela, se instalarán centros de transformación para la alimentación de los sistemas de señalización y de equipos de alimentación ininterrumpida, y se llevarán a cabo trabajos de obra civil como edificios técnicos, zanjas, canaletas, canalizaciones y arquetas. También se prevé la realización de las pruebas de fiabilidad y funcionamiento de las nuevas instalaciones de forma previa a su puesta en servicio.

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, destaca que “Es la inversión más grande en el tren que nunca se ha hecho desde que se construyó, porque se han hecho inversiones de mantenimiento, pero no una verdadera inversión de modernización de la línea”. Francés recuerda que el presupuesto que presentó Pedro Sánchez incluía también otros 12 millones en los próximos años para la mejora de la vía, “esperamos que Pedro Sánchez acceda a la presidencia y pueda hacer presupuesto, demostrando que no queda aquí el compromiso del gobierno socialista con el tren Alcoy-Xàtiva porque una vez renovada la línea, por parte de RENFE se renovarán los convoyes, porque merecemos tener un tren del Siglo XXI.”