La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alcoy aprobó durante la mañana de ayer, la solicitud para que las Fiestas de Moros y Cristianos de la ciudad sean declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) de carácter inmaterial. Así lo informó el alcalde, Antonio Francés, que firmó con el presidente de la Asociación de San Jorge, Juan José Olcina, el inicio de los trámites ante la dirección general de Patrimonio de la Conselleria de Cultura.

Francés destacó la importancia que tendría esta declaración, en reconocimiento a la dimensión de las Fiestas alcoyanas, mientras que Olcina se refirió también a sus beneficios en materia de degradaciones fiscales y al reclamo que supondría para la atracción de más visitantes. Se espera que el Consell otorgue su visto bueno y que los Moros y Cristianos sean BIC durante el próximo año.