Este Viernes sobre las 13:00 horas del mediodía, cundió la alarma en la finca situada en el número 42 de la calle Ángel Torró de Banyeres de Mariola después de que se incendiaran dos de las tres bombonas de butano que había en la cocina de una de las viviendas de la planta baja.

Tras recibir el aviso, la Policía Local se desplazó inmediatamente hasta el lugar de los hechos y procedió a cortar la calle y desalojar el edificio ante el inminente peligro de explosión. Una vez personados los bomberos se procedió a extraer de la casa las bombonas, aún en llamas, para que, ya en la calle, fueran consumiendo poco a poco el gas que había en su interior.

La alarma quedó en un susto y no hubo que lamentar daños personales, únicamente desperfectos en la cocina de la vivienda.