La 672º edición de la Fira de Tots Sants de Cocentaina ya ha empezado a andar y lo ha hecho con una asistencia masiva de visitantes. Las calles de la Vila Comtal estaban repletas de gente desde primera hora de la mañana, en una nueva demostración del poder de atracción de este evento.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, encabezó una larga nómina de representantes del Consell, entre los que se encontraban la vicepresidenta Mónica Oltra y los consellers de Economía y Sanidad respectivamente, Rafael Climent y Ana Barceló. Todos ellos acompañaron a la alcaldesa de Cocentaina, Mireia Estepa y al encargado de leer el Privilegi, que en esta ocasión fue el chef del Restaurante L’Escaleta “Kiko Moya”, que de esta forma dio por inaugurado el certamen desde los balcones del Palau.

Puig destacó la reciente declaración de la Fira como Bien de Interés Cultural (BIC), reconocimiento que calificó como “muy merecido” por la enorme importancia del evento a nivel económico, cultural y social.