El Campus de Alcoy de la Universidad Politécnica de València acoge desde ayer y hasta el próximo Jueves los exámenes de selectividad para los estudiantes de l’Alcoià y El Comtat. Un total de 450 alumnos de los institutos de Cocentaina, Muro, Banyeres y Alcoy están pasando por los aularios de Ferrándiz y Carbonell con el objetivo de sacar la mejor nota para elegir los estudios universitarios a los que aspiran.

El Campus, como ha informado su director, Juan Ignacio Torregrosa, ha cedido sus instalaciones para evitar que los estudiantes se tengan que desplazar a la Universidad de Alicante, con el estrés añadido que ello comporta. Los nervios ha sido la nota generalizada entre los jóvenes que están acudiendo a los exámenes.