Este Sábado a mediodía arrancaba una nueva legislatura en el Ayuntamiento de Alcoy, la tercera del socialista Toni Francés como alcalde. Los 25 concejales electos en los últimos comicios municipales tomaron posesión de su cargo en un salón de Plenos abarrotado de familiares y compañeros de los distintos grupos políticos que formaran el nuevo Consistorio: un total de siete, la mayor cifra de la historia de la democracia.

En su discurso, el ya alcalde apeló al diálogo con la oposición y se mostró abierto al consenso con el resto de fuerzas políticas. Como novedad, todos los partidos representados en la corporación pudieron intervenir en el Pleno de constitución del Ayuntamiento y cada portavoz hizo pública una declaración de intenciones con las principales líneas de actuación que guiarán su gestión en la oposición en los próximos cuatro años.

Mientras, Toni Francés destacó que su gobierno trabajará desde la «ilusión, la humildad y la responsabilidad», a la vez que señaló proyectos como la manzana de Rodes, el parque tecnológico de Pagos o la rehabilitación del Molinar, como claves en la ya iniciada legislatura.