Las obras en el puente de San Jorge presentan desde este Martes algunos cambios. La empresa adjudicataria de los trabajos ha empezado a levantar la acera de la parte derecha bajando desde Santo Tomás y ha desviado el paso de peatones al otro lado de la pasarela, colocando las correspondientes indicaciones y vallas de seguridad.

Cabe recordar que tras la retirada de los petriles la actuación se centró en la acera opuesta y en la calzada. Además, la aparición de una grieta obligó a actuar en uno de los estribos del puente, en concreto, el que da paso a la Avenida de L’ Alameda.