ARTÍCULO DE OPINIÓN DE MARIO SANTACREU

 

 

Cuando el pasado lunes recibí tu llamada para invitarme a estar a tu lado el día de tu despedida como político, no puede decir sino que, clar que si, amic Jordi.
Una persona como tú, con la que he compartido tantos momentos dulces y amargos, que has demostrado como ningún otro ser amigo de tus amigos, que eres un tipo fiel, honesto, trabajador incansable, que durante casi dos décadas has estado al pie del cañón trabajando por los alcoyanos, debía tener una despedida rodeada de sus fieles compañeros.
Seguramente a la cita han faltado muchos amigos, compañeros o ex compañeros de partidos, que sin duda hubieran querido estar en ese día tan especial a tu lado. Pero muchos por sus obligaciones laborales, otros porque no es fácil estar un jueves a media mañana disponible, y otros por impedimento legal (ya sabes a qué me refiero en plena Pre-campaña política); pero convencido estoy de que todos ellos te tenían en sus pensamientos, incluso aquellos a los que a pesar de haberte abandonado por el difícil camino de la política, aun te respetan y veneran.
No voy a Entrar en temas políticos, eso ya lo he dejado de lado hace tiempo y lo dejo para otros, pero como persona eres un 10. Desde que te conocí hace más de 18 años vi en ti una persona íntegra, honrada, trabajadora, fiel, y especialmente una persona con la que se puede confiar. Nadie nos quitará los buenos ratos vividos en un grupo municipal que al principio fue la envidia y que por desgracia la envidia terminó acabando con el propio grupo. Pero la integridad y la fidelidad que me enseñarían mis padres y que tú mismo trasmitías, la puse en práctica contigo y esas enseñanzas fueron suficientes para estar a tu lado y seguir sin dudar los caminos y decisiones que tomabas no sin antes consultarnos y escuchar nuestro parecer.
Nunca has dicho que no ante una petición de ayuda, siempre has estado al pie del cañón, cuando se te ha buscado se te ha encontrado, tanto en aspectos políticos como personales y seguramente muchos de tus amigos te habremos fallado porque estar a tu altura es muy difícil.
Ahora que dejas la vida pública a un lado, ahora es el momento amigo Jordi, para que dediques ese tiempo que has dedicado a los Alcoyanos, lo dediques a tu esposa Fina, a tus hijos Nacho y Jordiet. Y a tus nietos. Se lo merecen. Es hora de que disfruten de ese Jordi en su faceta familiar.