Cocentaina celebrará una Fira de Tots Sants de formato reducido debido a la situación creada por la pandemia del coronavirus. Así lo señalaron durante la mañana de ayer la alcaldesa de dicha localidad, Mireia Estepa, y la concejala Eugenia de Miguel, quienes añadieron que, dependiendo de la evolución de la crisis sanitaria, se plantearan tres posibles escenarios.

El primero de ellos, si persiste la situación de nueva normalidad, pasaría por celebrarse un certamen con sectores muy concretos y acotados. El segundo, en el caso de que regresara el estado de alarma, pasaría por celebrarse actividades culturales con una representación comercial a pequeña escala y a nivel local. El tercero y último, si volviese el confinamiento, consistiría en una feria virtual, en la que se pudiesen adquirir productos vía internet.

El impacto del coronavirus sobre la Fira de Tots Sants, en cualquier caso, será muy elevado, teniendo en cuenta que es un evento que reúne todos los años a medio millón de personas en las calles contestanas.

La Fira de Tots Sants supone unos ingresos de 500.000 euros para el Ayuntamiento que con los gastos deja en unos 200.000 euros el dinero que se dejará de ingresar este año.