La no tramitación de las ayudas en los municipios afectados por la DANA y otras transmisiones de fondos presupuestados para 2020, así como 10 planes anunciados a lo largo del año y sin ejecutar , suman cantidades milionarias que convierten a los pueblos de Alicante en los peor financiados por parte de las instituciones provinciales.

La coalición propone al plenario un acuerdo reparador para afrontar las necesidades municipales y, en caso de no abrirse este espacio de diálogo, pedirá la dimisión del equipo de gobierno.

Más de 35 millones de euros suma el dinero prometido a los 141 pueblos alicantinos por parte del equipo de gobierno de la Diputación de Alicante durante el presente presupuesto, cantidad que supone una alarmante disminución de los recursos enviados a los municipios en comparación con ejercicios anteriores y respecto a las instituciones provinciales de València y Castelló.

En la semana que se cumple el primer cumpleaños de la catástrofe climática sufrida en el Baix Segura, Compromís ha registrado una propuesta para el próximo pleno provincial buscando un acuerdo entre todos los grupos que sirva para reparar el agravio comparativo generado por la deuda de la institución con los municipios de este año.

En caso de no abrirse este espacio de diálogo, los valencianistas están dispuestos a pedir  la dimisión del equipo de gobierno por una situación generada por una importante no ejecución de los presupuesto del 2020 y una ristra de promesas de planes de financiación incumplidas.

“En 365 días la Diputación de Alicante, del PP y C’s , ha sido incapaz ya no de enviar sino ni siquiera de aprobar ayudas para los municipios afectados por la DANA”, ha explicado el portavoz valencianista, Gerard Fullana. ”Somos la institución provincial que menos dinero envía en los pueblos. Hemos sido  incapaces de enviar el Fondo de Cooperación en los municipios como València y Castelló, y llevamos un nivel de ejecución de las líneas de subvención a la negativa. Pedimos un acuerdo para devolver a los municipios lo que la Diputación de Alicante les debe. De lo contrario, es evidente que hará falta un cambio de gobierno a la Diputación de Alicante”.

Déficit y promesas incumplidas

El déficit generado bajo la presidencia de Carlos Mazón se centra esencialmente en tres cuestiones de especial importancia: la no participación del fondo de cooperación municipal, la no aprobación de ayudas para los efectos de la DANA un año después de haber sucedido y la no ejecución presupuestaria de docenas de partidas anunciadas en la aprobación de presupuestos.

Las transmisiones de fondos anunciadas en el presupuesto 2020 y en el plan de inversiones adjunto comprometido y que están a estas alturas inexecutades son: Fondo de Cooperación Municipal (15 millones de euros), Ayudas de emergencia frente la DANA (6 MEUR), Pla de inversiones zonas verdes (2 M), Plan de Ahorro Energético (1,8 M), Plan de mejoras en masas forestales (500.000 euros), Plan de inversiones en plantación de árboles (1 M), Plan especial de mejora de carreteras provinciales (1,6 M), Plan de mejora de caminos de titularidad municipal y ni provincial (2,4 M), Plan de ejecución de los planes contraincendios (200.000 euros), Plan de inversión por mantenimiento municipales de los centros escolares (150.000 euros), Plan de inversiones en proyectos de promoción turística (1 M), Plan de mantenimiento de edificios patrimoniales (600.000 euros), Reactivación de las inversiones al Consorcio de Aigües de la Marina Alta (sin especificar), finançament para la redacción del proyecto lanzadera del tren de la Costa (sin especificar), y otros proyectos no ejecutados del presupuesto.