Diecisiete presuntos miembros de una banda que vendía drogas, asaltaba a otros traficantes rivales y robaba en casas de campo, uno de ellos menor de edad, han sido detenidos en una operación conjunta desarrollada principalmente en Alcoy por la Policía Nacional y la Guardia Civil. Entre los arrestados se encuentra una persona buscada por un juzgado de Alicante para decretar su ingreso en prisión, han informado ambos Cuerpos en un comunicado.

Los agentes intervinieron en siete registros más de 5.000 euros en efectivo, dos kilos de cogollos de marihuana, noventa gramos de heroína, veinte gramos de cocaína, 168 plantas de marihuana, hachís y gran cantidad de objetos supuestamente sustraídos.

La organización «estaba fuertemente estructurada» y la investigación, que ha durado varios meses, ha sido muy complicada a causa de «las fuertes medidas de seguridad que tomaban» sus presuntos responsables para «no ser descubiertos», según las mismas fuentes. Varios de sus integrantes se habían especializado en perpetrar robos con fuerza en casas de campo, en los que «habían conseguido un gran botín de joyas», han señalado. Además, algunos componentes del entramado asaltaban a otros grupos rivales dedicados al cultivo de marihuana. En esos asaltos se apropiaban no solo de la droga, sino también de los útiles de cultivo para seguir ellos mismos con la plantación en algunas de sus viviendas.

Los investigadores averiguaron que los presuntos delincuentes realizaban la venta de droga y almacenaban los efectos sustraídos en siete domicilios, cinco de ellos ubicados en Alcoy, otro en Cocentaina y el séptimo en Agullent (Valencia).

Localizadas esas viviendas, se desarrolló un amplio dispositivo policial del que formaron parte agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil apoyados por funcionarios de Seguridad Ciudadana de ambos cuerpos, que culminó con la desarticulación completa de la red. Gracias a esta operación conjunta se han esclarecido diez delitos de robo con fuerza cometidos en Alcoy, Cocentaina Agullent y Millena.