La Policía Nacional ha detenido en Ibi al administrador de un grupo de Whatsapp por el que distribuía a 300 personas pornografía infantil de “extrema dureza”. Es el único mayor de edad detenido en la operación Cuna, que se ha saldado con la detención de seis menores.

Los 300 miembros del grupo intercambiaban archivos de abusos sexuales a menores. La operación se inició en Zamora, donde un particular denunció la recepción de un vídeo “especialmente duro de abusos sexuales a un menor de corta edad”. Los investigadores identificaron al autor de la distribución de ese archivo y le arrestaron en una localidad de Zamora. Las labores de análisis fueron “arduas”, según la Policía. Analizaron más de 52.000 mensajes y 16.000 archivos para identificar al resto de investigados. Los agentes detectaron unas 300 personas, muchos de ellos menores de edad, que enviaban y solicitaban archivos o enlaces a otros usuarios del grupo.

La Policía localizó y detuvo en Ibi al administrador del grupo. En la villa juguetera  registraron la vivienda, donde localizaron numerosos archivos de pornografía infantil y terminales telefónicos relacionados con los hechos. El resto de detenidos e investigados fueron localizados en diferentes puntos de España –Madrid, Sevilla, Murcia, Huesca, Jaén y Mallorca- donde también se intervinieron numerosos terminales telefónicos y dispositivos electrónicos, a través de los que podrían haber tenido acceso a los contenidos ilegales y con los que han distribuido las imágenes.