La Guardia Civil ha detenido en Villena a un hombre de 21 años como presunto autor de un delito de corrupción de menores y otro delito contra la intimidad y la propia imagen. Se hacía pasar por menor de edad para contactar en redes sociales con chicas de aproximadamente 13 años, en quien establecía relaciones de confianza.

La Guardia Civil explica que utilizaba tanto redes sociales como servicios de mensajería, y una vez conseguida la confianza de la víctima, le pedía imágenes de carácter sexual por las que ofrecía entre 200 y 500 euros. Según asegura la Guardia Civil, también intentaba concertar citas presenciales «para intentar mantener relaciones sexuales en ellas». Afortunadamente, fue detenido antes de que ninguna cita se produjera.

En el registro en el domicilio del hombre en Villena, los agentes se incautaron un móvil donde se ha identificado hasta 10 víctimas de las provincias de Alicante, Valencia y Sevilla. Sin embargo, «no se descarta la aparición de más menores afectadas, ya que continúa el estudio del dispositivo móvil».

El detenido ya ha declarado ante el juez, quien lo ha dejado en libertad provisional a la espera de juicio, aunque con medidas cautelares: prohibición de aproximarse a las diferentes víctimas, prohibición de aproximarse a cualquier centro escolar, y prohibición de realizar cualquier actividad relacionada con menores.