Una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Local se ha saldado con dos detenidos por una plantación de marihuana en un chalé de la urbanización Finca Terol de Tibi. Los agentes se han incautado de más de 200 plantas que se estaban cultivando en la parcela, después de que un enganche ilegal de luz con altos picos de consumo los pusiera tras la pista.

Los hechos se remontan a la semana pasada, en el transcurso de una serie de inspecciones llevadas a cabo por técnicos de Iberdrola y la Policía Local de Tibi para detectar enganches ilegales de suministro eléctrico en la urbanización Finca Terol. De acuerdo con la información facilitada por fuentes vecinales, los agentes se personaron en el chalé con el objetivo de cortar el enganche de luz, que presentaba picos altos de consumo. Fue en ese momento en el que se sospechó de una plantación de marihuana, habida cuenta del olor característico que emanaba de la parcela.

A partir de ahí se puso en marcha una operación conjunta entre la propia Policía Local y la Guardia Civil, que desembocó el pasado Martes por la tarde en la detención de dos individuos que tenían alquilado el chalé y el desmantelamiento de una plantación de cannabis.

Las fuentes consultadas han informado que los agentes se incautaron de más de 200 plantas de marihuana que supuestamente se estaban cultivando en la propia parcela, y que se almacenaban en distintas dependencias de la misma. Además los detenidos, procedentes de Alicante, solían acudir a diario al chalé, ubicado muy próximo al acceso principal de la urbanización Finca Terol. Cabe subrayar que las inspecciones llevadas a cabo por Iberdrola tienen su origen en los enganches ilegales de luz existentes en la urbanización, en viviendas construidas sin licencia y sin posibilidad de obtención de la cédula de primera ocupación.