La normalidad regresó a la Beniata de Alcoy diez meses después. El Ayuntamiento de Alcoy procedió ayer a la reapertura del carril que se mantenía cortado como consecuencia de un desprendimiento en la ladera, con lo que los vehículos ya circulan con normalidad en ambas direcciones. La reapertura fue posible después de que la Demarcación de Carreteras haya concedido permiso, una vez los estudios realizados que han constatado que las obras llevadas a cabo han permitido consolidar los terrenos.

El Consistorio, con todo tendrá que hacer unos trabajos complementarios, consistentes en ampliar la malla metálica, habilitar drenajes en la zona de la antigua nave de Maquinaria Ceres y efectuar un nuevo sondeo en la parte alta de la ladera.