Durante la tarde de ayer, el granizo teñía de blanco las calles de Alcoy en menos de una hora. El temporal dejó esta bonita estampa en las calles de nuestra ciudad, que también se pudo ver acumulado en los vehículos y en las aceras. Algunos ciudadanos salieron a la calle protegidos con paraguas para resguardarse de esta lluvia de granizo que irrumpió a media tarde en la ciudad.