A lo largo de esta mañana de Sábado y Domingo, el Ayuntamiento realizará las demoliciones de los edificios del Camí número 15 y 17. Los trabajos se realizarán el fin de semana para evitar, en la medida de las posibilidades, crear problemas de tráfico. La calle se cortará por medidas de seguridad puesto que las actuaciones podrían suponer que algún escombro cayera a la calle. Las líneas de autobús 1 y 2 modificarán su itinerario y se anularán algunas paradas.

La situación jurídica de los inmuebles, donde la propiedad estaba repartida entre diferentes propietarios, muchos de ellos difíciles de localizar, no había permitido, hasta el momento, poder actuar en esta parte del Camí. Después de los expedientes y gestiones administrativas correspondientes, y de la declaración de los edificios en ruina, este fin de semana se ejecutará el derribo de manera subsidiaria tanto del número 15 como del 17. El departamento de Arquitectura también está valorando la estabilidad del edificio sito en el número 19.