El proyecto de ordenanzas fiscales que ha preparado el Gobierno Municipal, el documento que señala los importes y otras cuestiones referentes a las tasas e impuestos de competencia municipal, incluye el mantenimiento de algunos de los impuestos más comunes.

De esta forma, los responsables de Hacienda local han anunciado que podrían quedarse como hasta ahora el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, el conocido como impuesto de circulación, uno de los que gestiona de manera directa el Ayuntamiento de Alcoy sin utilizar los servicios de la agencia provincial Suma. De aprobarse la ordenanza tal y como está, quedaría igual el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, el que se paga con una licencia de obras, así como el Impuesto de los Terrenos de Naturaleza Urbana, el que todos denominados plusvalía.

Si bien la ordenanza implica más tasas, el Gobierno Municipal ha anunciado que de manera general el resto de tasas podrían incrementarse en un 2,2% “para adecuarse al aumento de la economía”.