Durante el primer semestre de 2018, se han realizado en nuestra ciudad un total de 64 sanciones a propietarios de perros y se han abierto 35 expedientes sancionadores para recaudar alrededor de 38000 euros.

El Ayuntamiento de Alcoy ha multado por 30 sanciones leves con un importe de unos 2.700 euros, otras 25 de estas sanciones se han considerado graves y se han recaudado con ellas cerca de 12.000 euros y 9 muy graves por un importe de unos 24.000 euros.

Las sanciones leves han sido por llevar el perro suelto en lugares donde está prohibido, las graves por no tener la identificación del perro según la normativa con su chip identificativo o no estar el animal inscrito en el Registro Municipal o por pasear a un perro potencialmente peligroso sin bozal o sin una cadena corta.

Por último, las faltas muy graves han sido porque el propietario no tenía licencia por poseer un perro potencialmente peligroso. En uno de los casos, el mismo propietario ha sido sancionado con 7.212’15 euros por ser reincidente en no llevar a uno de estos perros sin bozal y sin licencia.