El pleno del Ayuntamiento de Alcoy aprobó llevar adelante una sanción a la empresa adjudicataria del servicio de recogida de residuos y limpieza urbana ya que de acuerdo con el contrato se considera que se han incumplido las condiciones.

Recordamos que este servicio está teniendo un seguimiento y está siendo auditado desde el primer día por una empresa externa que contrató el Ayuntamiento. Según el pliego de Prescripciones Técnicas de la adjudicación, se definió una fase de implantación del contrato al periodo de los primeros 8 meses siguientes a la firma del contrato. Los retrasos en la entrada en funcionamiento de los diferentes elementos, equipos, maquinaria, sistema informático y obras se penalizan por parte del Ayuntamiento mediante descuento de 500 euros por cada día de retraso.

En este caso se propone la adopción de la penalidad de 500 euros por el retraso diario en el periodo comprendido entre el 11 de Enero de 2019, fecha en la que finalizaba el periodo de implantación de ocho meses máximo, y el 17 de Marzo de 2019, fecha en la que se entiende cumplida la aportación de los medios materiales adscritos, ambos incluidos, esto es, por un total de 66 días de retraso, lo que asciende a 33.000 euros, que serán descontados de las cantidades en concepto de pago mensual que deben abonarse al adjudicatario FCC y que tiene la opción de presentar alegaciones.

El portavoz del Gobierno, Jordi Martínez, destaca que “es la primera vez que un adjudicatario de un servicio público ha sido sancionado por el Ayuntamiento, somos el primer Gobierno de la ciudad que ha tomado esta medida. Mientras otros responsables de la concejalía del pasado, realizaban muchas quejas en público o la prensa, nunca iniciaron ningún expediente sancionador. Nuestra forma de actuar es diferente, no buscamos el reconocimiento, el ruido mediático o el marketing político, buscamos el mejor servicio para la ciudadanía, por eso realizamos ese control del servicio público y hemos impuesto esta sanción”.

“Ahora tenemos un Alcoy más limpio, después de muchos años sacamos adelante uno de los contratos más complejos como es el de la recogida de residuos y limpieza urbana, adaptado a la realidad de nuestra ciudad en la actualidad y válido para los próximos años. Un contrato que incluye el control a la empresa y que como hemos visto, ahora se está cumpliendo, y esto va en beneficio de Alcoy y todas los habitantes de nuestro municipio”, concluye Martínez.