El Club Deportivo Alcoyano volvió a la senda de la victoria y se impuso con comodidad al Athletic Club Torrellano por 0 a 2. Vicente Parras mantuvo el once inicial prácticamente 60 minutos para que los jugadores cogieran ritmo porque la competición regular está cerca. Los goles fueron anotados por Jony Ñíguez y Pau Franch.

Partido que fue aprovechado para hacer varias pruebas y donde Vicente Parras dio entrada a muchos juveniles como Morgado y Peiró, que no desentonaron y que, de hecho, fueron los mejores en la segunda parte especialmente en cuanto a la lucha y actitud.

En la grada de la pedanía ilicitana de El Altet se pudo ver a Raúl González, el defensa murero que recientemente ha fichado y que procede del Fabril, el equipo filial del Deportivo de La Coruña. Quien sí debutó fue Rubén Garcés, defensa central, quien demostró clase y predisposición a dominar la retaguardia.

José Juan, el portero procedente del Elche de Segunda A, disputó todo el partido, y no tuvo prácticamente problemas para detener las contadas llegadas de los jugadores del Torrellano, que actualmente juega en Preferente. Se vio que Pablo Carbonell y Ruba son los dueños de las bandas, y que Jony dirige el centro del campo. Sin duda es un jugador de superior categoría, Devesa entona despacio mientras que Josué, juvenil procedente del Hércules se mostró como un jugador muy participativo.

Los dos goles llegaron en la primera mitad, de penalti, y en la segunda, el conjunto blanquiazul pudo anotar tres o cuatro goles más en jugadas elaboradas que los delanteros erraron en la última pasada. Finalmente se apreciaron buenas sensaciones en un encuentro que sirvió para reencontrarse con la victoria después de la derrota de Muro (2-0) el pasado Martes.

El Miércoles el CD Alcoyano jugará en Ontinyent, y el Sábado, será el Trofeo Ciudad de Alcoy ante el Castellón y la presentación del equipo.