Victoria de pundonor y de Fe para el Club Deportivo Alcoyano SAD que acabó la primera vuelta de la primera fase de la competición entre los tres primeros a falta del encuentro que debe disputarse entre el Orihuela CF vs Atlético Levante. Aunque el objetivo alcoyanista a largo plazo pasa por la permanencia en la Segunda División B, el triunfo de ayer Domingo y la situación en la tabla anima e insufla más moral si cabe al equipo de Vicente Parras, que ha culminado así una semana ideal que comenzó con la eliminación de la SD Huesca y continuó con el sorteo de la Copa del Rey ante el Real Madrid CF.

Mal comenzaba el encuentro durante el día de ayer en Paterna, pues se avanzaba el Valencia-Mestalla al transformar Fran un penalti. José Juan intuyó muy bien la trayectoria del balón y a punto estuvo de detenerlo aunque finalmente no pudo evitar en tanto valencianista.

El CD Alcoyano no se arrugó y tirando de Fe, fue capaz de reponerse del golpe inicial. Tras diez minutos de dominio blanco con alguna buena opción para los valencianos, se llegaba al descanso con resultado desfavorable. Todo cambiaría en la segunda mitad, y tras conseguir el dominio del juego, Alberto Rubio materializaba el empate culminando una gran asistencia de Camacho y colocando con cierta angulación el balón en la portería de Unai.

Tras el empate, el jugador local Pablo Gozálbez veía la tarjeta roja directa tras una agresión a un futbolista adversario, mientras tanto el CD Alcoyano echaba el resto con un acoso y derribo sobre el área valencianista que acababa con el gol del triunfo. Jona era el elegido por el destino para desnivelar el marcador después de probar suerte en al menos dos ocasiones en las que estuvo a punto de marcar. Ángel asistía desde la izquierda para que Jona, con sangre fría y temple y tras controlar el balón, fusilaba al meta valenciano.

Quedaban diez minutos para el final del encuentro y el conjunto blanquiazul era capaz de mantener la renta para anotar su quinta victoria consecutiva (contando los dos partidos de Copa del Rey), lo que le sitúa entre los tres primeros clasificados.