El Ayuntamiento de Onil y la Asociación de Comparsas han decidido finalmente suspender las Fiestas de Moros y Cristianos del municipio para el año 2021, un hecho que se produce por segundo año consecutivo debido a la crisis sanitaria de la pandemia del Covid-19 «Coronavirus».

Las dos instituciones ven imposible llevar adelante los festejos durante el mes de Abril con su formato habitual y consideran que ahora mismo lo que hay que hacer es preservar la salud a la espera de poder hacer las fiestas en un futuro próximo y con un contexto sanitario más favorable. Desde el Consistorio de Onil han transmitido muchos ánimos a los festeros y las festeras así como a todos los sectores económicos que están implicados en la organización de la fiesta desde diferentes vertientes. Además muestran su deseo de que esta situación pase pronto para volver a salir a la calle a celebrar los actos en honor a la Virgen de la Salud «no es viable hacer las fiestas en Abril, ni tampoco en la segunda mitad del año por la infraestructura que todo esto conlleva, y esperamos en 2022 poder recuperar la normalidad. A pesar de todo ello, el municipio tiene intención de llevar adelante actos religiosos en honor a la patrona así como actividades culturales, todo ello siempre que la evolución de la pandemia lo permita.