La campana de la ermita del Más de Barxell ya está en Alcoy, totalmente restaurada, después de que fuera robada en 2005 de la ermita del paraje. La pieza gótica del siglo XVI fue recuperada, ahora hace un año, por el Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad de la Policía Nacional adscrito a la Comunidad Valenciana, y fue enviada a ser restaurada por especialistas. Por fin, la campana vuelve a Alcoy, y ya se puede admirar en el Museo Arqueológico Municipal Camilo Visedo Moltó en todo su esplendor. La pieza que está datada en el año 1520 aproximadamente, ha sido soldada, se le ha añadido un yugo de madera y un apoyo para poder mostrar al público su sonido único.

La campana de Barxell está declarada Bien de Interés cultural (BIC) por el Decreto 217/2018, del 30 de Noviembre, del Consell por el cual se declaran bienes muebles de interés cultural el conjunto de setenta campanas góticas de la Comunidad Valenciana. Con este BIC, Alcoy ya cuenta con un total de 23, siendo la campana de Barxell el único en la categoría de bienes muebles.

En la restauración, por un lado, se ha realizado una soldadura por parte de la casa Hans Llachenmeyer de Alemania y, de otro, se ha limpiado por dentro y por fuera, mediante una proyección suave de silicato de aluminio de grano fino para recuperar la totalidad de su sonoridad original. Con esta pieza, la ciudad recupera parte de su patrimonio sonoro, una música que durante 5 siglos prácticamente no ha variado, sirviendo para dar noticias e información a los antepasados que residían en las tierras situadas alrededor del Más de Barxell.

La campana por su forma es una típica campana gótica, muy alargada, casi en forma de trompeta, con un diámetro de 35 centímetros y un peso aproximado de 23 kilos, y cuenta con una inscripción en latín incompleta «*sancta maría ora pro nobi✱”, incompleta porque tendría que posar “nobis” pero pusieron el símbolo de separación ✱ en vez de la s. También tiene una cruz con pedestal, un claro marcador temporal, ya que esta medida de cruz, casi un tercio de la campana, no aparece hasta el primer tercio del siglo XVI.

El concejal de cultura, Raül Llopis, felicita a todos los que con su trabajo, han hecho posible la recuperación de este bien: «Gracias a la tarea de Grupo de Patrimonio del cuerpo de la Policía Nacional adscrito a la Generalitat, al experto en campanas Francesc Llop Bayo y a todos los técnicos que han participado en esta rehabilitación, Alcoy ya puede disfrutar de un nuevo bien cultural entre su patrimonio, bien que nos acerca a nuestra historia mantenimiento viva su sonoridad. Recuperar nuestro patrimonio es, sin duda, un deber que tenemos como sociedad pero, también, es una gran satisfacción saber que podemos mostrarlo a todos aquellos que valoran la cultura y el patrimonio».