Los propietarios reclaman los impagos del alquiler y plantean al Ayuntamiento negociar la venta del suelo ocupado desde 1981.

El Partido Popular de Alcoy exige al alcalde, Antonio Francés, que aclare la propiedad de los terrenos sobre los que el Ayuntamiento ha construido el nuevo campo de fútbol del polideportivo. Los propietarios se han dirigido al Ayuntamiento para reclamarle el pago del alquiler por la ocupación del suelo y para negociar la venta de los terrenos. El portavoz del PP, Enrique Ruiz, considera necesario que el alcalde explique por qué el Gobierno de Alcoy inició una obra de 800.000 euros sin comprobar previamente si el terreno era municipal. “Estamos ante claros indicios de negligencia, irresponsabilidad y temeridad”, lamenta Ruiz.

Según un escrito remitido el viernes a todos los portavoces de los grupos municipales, los propietarios de los terrenos advierten de que el contrato firmado en 1981 con el Ayuntamiento de Alcoy para el uso de las parcelas lindantes con el polideportivo está extinguido por la expiración del plazo legal como por el impago reiterado del alquiler. En el documento, los propietarios señalan que “a pesar de estar ocupando en precario la finca, el Ayuntamiento ha procedido a transformar los terrenos para construir un campo de fútbol de césped artificial”.

Ruiz considera inaudito que el Gobierno de Antonio Francés “ponga en riesgo el nuevo campo y los 800.000 euros invertidos” por no saber de quién eran los terrenos en los que estaba prevista la ampliación del polideportivo. “El dinero de todos los alcoyanos no puede servir para gobernar de forma negligente”, apunta Ruiz. El concejal lamenta la posición de debilidad en la que queda el Ayuntamiento a la hora de negociar una posible compra o alquiler del terreno, tal y como plantean los propietarios. “Cuánto está dispuesto a pagar el alcalde ahora que el campo ya está prácticamente acabado”, manifiesta el edil, que avanza: “De confirmarse que el suelo no es el del Ayuntamiento, no dudaremos en exigir responsabilidades”.

El edil no entiende cómo el Gobierno no certificó la propiedad del suelo antes de iniciar la obra, pendiente desde 2014. “Desde que vienen hablando de la ciudad deportiva del Alcoyano han tenido suficiente tiempo para hacer todas las averiguaciones”, expone Ruiz. El proyecto ejecutado cuesta 690.000 euros, a los que hay que añadir los vestuarios prefabricados, que saldrán a concurso por 166.000 euros.

El portavoz del PP advierte de que son ya “demasiadas muestras de negligencia, irresponsabilidad y temeridad las que ha manifestado el Gobierno de Francés”. Es el caso del puente de Serelles, paralizado porque el Ayuntamiento pretendía adjudicar obra basada en un proyecto anulado por la Justicia. O el caso de El Molinar, en el que el Ayuntamiento perderá una subvención de medio millón de euros por iniciar una obra sin tener garantizada la seguridad de los terrenos de acceso, que además son de propiedad privada. “Las torpezas de Francés y sus concejales nos van a costar muy caras a los alcoyanos”, advierte Ruiz. “El alcalde hace poco, pero es que lo poco que hace lo hace mal”, concluye el portavoz del PP.