Critica la nula coordinación entre el Ayuntamiento y Políticas Inclusivas, que dilata con más trámites la puesta en marcha del centro.

El Partido Popular de Alcoy lamenta la “falta de voluntad” de la Generalitat para agilizar la apertura del Centro Específico de Enfermos Mentales (CEEM) de Alcoy, pendiente desde hace diez años. La concejal Amalia Payá advierte de la nula coordinación entre el Ayuntamiento y la conselleria, que ofrecen versiones diferentes sobre el proceso de apertura. Y advierte de que, tras la cesión del edificio, serán necesarios nuevos trámites que alargarán todavía más la puesta en marcha del servicio.

A preguntas del grupo parlamentario del Partido Popular en las Cortes Valencianas, Oltra responde, en contra de lo manifestado por el Gobierno local, del PSOE, que la Generalitat todavía no ha aceptado la cesión del edificio. La concejal Aranza de Gracia afirmó en febrero que la Generalitat ya había aceptado esa cesión. Amalia Payá lamenta no solo que la Generalitat “siga sin fijar fecha para abrir un servicio básico para Alcoy y para la comarca”, sino “la falta de coordinación entre el Ayuntamiento y el Gobierno valenciano, cada uno de los cuales ofrece versiones diferentes para tapar un retraso vergonzoso en la apertura del centro”.

La respuesta escrita de Oltra, advierte Payá, deja claro que la cesión del edificio no es, ni mucho menos, el último trámite que resta para abrir el centro: aparte de equipar el edificio y contratar el nuevo personal es necesario tramitar las autorizaciones de funcionamiento. La contestación escrita de la consellera es muy clara: “Cuando se haga efectiva la cesión, equiparemos el centro y realizaremos los trámites necesarios para que obtenga la autorización como centro para personas con enfermedades mentales de acuerdo con lo que prevé el decreto de ordenación del sistema público valenciano de servicios sociales y la normativa específica que recoge las condiciones materiales para su funcionamiento”. Según esa normativa, los trámites pueden prolongarse durante más de seis meses.

Al respecto del equipamiento, Oltra insiste en que la licitación “se hará cuando se completen los trámites de cesión en favor de la Generalitat”. Y sobre la dotación de personal se limita a señalar que se hará “con la mayor celeridad posible”. Como subraya Amalia Payá, en todo momento la consellera elude ofrecer fechas o plazos concretos.

La concejal del PP no entiende por qué la Generalitat no adelanta los trámites para equipar las instalaciones y contratar al personal. “Estamos perdiendo más tiempo para abrir un edificio que debería estar operativo desde hace 10 años y que, según el alcalde, iba a estar en funcionamiento durante 2015”, manifiesta.