Casi la mitad de los fondos para las medidas contra los efectos del Covid19 surgen del desvío de partidas para la dinamización y promoción.

El Partido Popular solicita más recursos para la reactivación económica después de que el gobierno socialista de Antonio Francés solo haya cambiado el nombre a partidas que ya iban destinadas a la dinamización económica del comercio local.

El plan Reactiva Comercio se ha cuantificado en 250.000 euros de los cuales, el 96,4% surge de los 20.000€ de subvención para actividades comerciales, 200.000€ del proyecto de dinamización del Centro y 21.000€ del plan de dinamización económica del barrio de Batoy.

“Antonio Francés está haciendo lo mismo a lo que nos tiene acostumbrados, vendernos humo y no aportar nada a la ciudad”, denuncia la concejal popular Amalia Payá quien critica duramente la gestión socialista en la planificación de la reactivación económica advirtiendo que “desvestimos un santo para vestir a otro”.

Respecto al plan Reactiva Alcoy, destinado a autónomos y pymes, se ha dotado una partida de 600.000 euros que proviene de otras como la de Actividades de promoción de planes de empleo (50.000€), la Subvención Alcoi impuls (55.500€) o la de Actividades Consell Econòmic i Social (37.660€)

Payá explica que “el 45,1% del total del plan reactiva, unos 383.660 euros, están financiados a través del dinero retirado de otras partidas económicas, lo que significa que en la práctica totalidad de los fondos destinados a la reactivación económica, simplemente estamos cambiando el título a unos fondos que ya estaban pensados para mejorar la situación económica”.

El Partido Popular reivindica la necesidad de un esfuerzo mayor para que el plan disponga de más fondos con los que apoyar a los negocios locales. Por ese motivo la concejal popular exige “una revisión del presupuesto para obtener recursos sin detraer fondos de los planes económicos que ya están en marcha”. Según Payá, “el Gobierno no puede ejercer de trilero en una situación crítica como la que vivimos”.