Solicitan reforzar la presencia policial en centros comerciales y aumentar la desinfección de calles e insisten en reclamar datos a Sanidad y que la Junta de Portavoces decida la aplicación de restricciones.

El Partido Popular propone reforzar el control y la vigilancia por parte del Ayuntamiento para garantizar el cumplimiento de las medidas contra el coronavirus. El portavoz del PP, Quique Ruiz, defiende que la presencia policial en la calle es “clave” para asegurar que las actividades sociales todavía permitidas se ajusten a las restricciones fijadas por la Generalitat Valenciana. “No podemos permitir que se repita la situación de las fechas de Navidad porque nos ha llevado a una situación extrema y a ser el municipio con la peor tasa de contagios de toda España”, manifiesta el concejal.

Con una tasa de 1.807 casos por 100.000 habitantes y más de un centenar de afectados ingresados en el Hospital Virgen de los Lirios, el PP considera que el Ayuntamiento no puede limitarse a pedir medidas a la Generalitat y a solicitar a los vecinos a que se queden en casa. “Debe tomar cartas en el asunto y eso pasa por extremar la vigilancia en los centros comerciales, que son los puntos de reunión social que todavía permanecen abiertos”, señala Ruiz. “Aquello que sigue en funcionamiento debe cumplir a rajatabla la norma y el Ayuntamiento es responsable de garantizar ese cumplimiento a través de vigilancia y, en su caso, sanciones”, recalca. “Debemos conseguir que, en las salidas imprescindibles, se cumpla la norma”, apunta.

Para Ruiz, el refuerzo de policías en la calle “es la mejor campaña para que los ciudadanos comprendan la gravedad de la situación que vivimos, que es absolutamente excepcional”. El regidor plantea que el Ayuntamiento ponga en marcha una campaña “severa y dura” para concienciar a la población y que amplíe los trabajos de desinfección de calles.

El portavoz del PP mantiene su “apoyo y lealtad” al Gobierno, al que insiste de nuevo que exija información diaria a la Conselleria de Sanidad y la comparta con los grupos de la oposición. “Sin datos que permitan evaluar la evolución diaria es imposible tomar decisiones”, expone.

Ruiz va a pedir al Gobierno que reúna a la junta de portavoces para revisar conjuntamente las actuales restricciones, que finalizan el 20 de Enero. “Queremos estar en primera línea para que sea toda la Corporación la que trabaje de forma conjunta en adoptar las decisiones que puedan ser más efectivas y eficaces para atajar la expansión del virus en la ciudad”, concluye Ruiz.