El joven Sant Jordiet, Álvaro Santacreu Piñero, se encargó de mostrar en sociedad el emblema, una cruz santa con una marcada estética romana. En este momento tan señalado contó con la compañía de sus padres y familiares, así como miembros de la Fila Verdes y otros representantes del entramado festero alcoyano.

El diseño y creación lleva el sello de Daniel Bravo Marín, fiestas de la Fila Guzmanes y trabajador del sector de la metalurgia. El autor ha reconocido una “clara influencia de la estética romana” a su diseño, la que se hace patente por ejemplo con la presencia de una corona de laurel dorada y de una “gladius” (espada tradicional romana) que corona todo el conjunto.

El acto también contó con las palabras del presidente de la Asociación de San Jorge, Juan José Olcina, quien reconoció con tono distendido la envidia que el joven Álvaro despertará entre sus amigos. También estaban presentes el resto de cargos de las Fiestas de 2019, Magenta, Tomasinas, Montañeses y Cordón.