Las obras para mejorar tanto la seguridad, la accesibilidad como reducir el consumo eléctrico en la Avenida Hispanidad del barrio de la zona norte ya han comenzado. La mejora, si no hay imprevistos, está prevista que se ejecute en el plazo de un mes y no supondrá cortes de tráfico excepto alguna jornada puntual para la construcción de los pasos elevados. Conjuntamente con la actuación está prevista también la actuación en la zarza y ​​el cambio de los bancos de esta importante avenida, muy utilizada y apreciada por los vecinos del barrio más al norte de la ciudad.

Por un lado, la actuación en la calzada creará pasos elevados para mejorar la seguridad de los peatones, una de las demandas más solicitadas en los últimos años por parte de los vecinos. También se mejorará la accesibilidad de estos pasos, que se iluminarán cuando un peatón vaya a cruzar, tanto en la parte de las personas al comienzo del paso de cebra, como la señal vertical, para ser visible a los conductores aún que haya coches aparcados. La iluminación del alumbrado público será sustituida por leds, mejorando el consumo, el gasto y siguiendo apostando por una política medio ambiental en la ciudad.

Aparte de estas mejoras urbanísticas y de servicios, está previsto que se actúe en la zarza, se realizan tareas de pintura y se cambiarán los bancos que hay para el descanso de los vecinos para que, la reforma sea integral y los usuarios de la vía, vean mejorado su día a día.

Jordi Martínez, concejal de obras, recuerda que las obras han sido demandadas durante mucho tiempo por los vecinos: «Ejecutamos mejoras en la Avenida de la Hispanidad cumpliendo con las demandas de los vecinos, intentando mejorar la seguridad de una vía que concentra la mayor parte del tráfico del barrio, y trabajando para que la calle sea más accesible para todas las ciudadanas y ciudadanos. Todas las obras son molestas pero intentaremos que sea lo más rápido posible conscientes de que será una mejora importante para todos los vecinos del barrio de la Zona Norte».