En el marco de las ayudas del IVACE para la regeneración de los polígonos industriales de la ciudad, se han establecido un total de tres instalaciones solares fotovoltaicas que alimentarán el alumbrado público de los polígonos de Cotes Baixes, Santiago Payá y Beniata. Esta iniciativa es una clara apuesta del Ayuntamiento de Alcoy por la implantación de energías limpias, ya que se dejarán de emitir a la atmósfera 52 toneladas de CO2 anuales.

La potencia total instalada es de 55 kW, y dependiendo de la época del año y el nivel de insolación se podrá cubrir ampliamente la demanda total de energía. Cabe decir que en todos los polígonos se ha sustituido el sistema de iluminación de vapor de sodio por el de tecnología LED. Con los excedentes se podrán alimentar también distintas estaciones de recarga de vehículo eléctrico instaladas en el marco de estas ayudas.

La implantación de estos sistemas se enmarca además en la hoja de ruta de la Smart City. A las instalaciones de las que se dispone, se les van a unir otras en los próximos meses con esta misma tecnología, que suministrarán energía limpia y renovable a distintos edificios e instalaciones municipales.

Para el concejal de Territorio y Ciudad Inteligente, Manolo Gomicia, “la estrategia de ciudad Smart City nos impulsa a adoptar medidas para optimizar la eficiencia energética; iniciativas que deben favorecer la inclusión de Alcoy en la Red Española de Ciudades Inteligentes y, en última instancia, mejorar los servicios prestados a la ciudadanía”.