La Plaza de España de Alcoy acogió durante la mañana de ayer una masiva concentración para reclamar la igualdad de la mujer. La asistencia se situó alrededor de las 6.000 personas, según datos de la Policía Local, tanto en este acto como en la posterior concentración que recorrió las calles de la ciudad.

La actriz Neus Agulló dio lectura a un manifiesto reivindicativo, que por primera vez no fue consensuado al desmarcarse del mismo PP y Ciudadanos. También CCOO y UGT leyeron el suyo. Las mujeres fueron mayoría, aunque también se contó con una notable presencia masculina. El morado, como no podía ser de otra forma, fue el color predominante tanto en camisetas como en pancartas.

Por parte de los sindicatos, la secretaria general de CCOO en las Comarcas Centrales, Manuela Pascual, destacó que resultó muy complicado tener datos concretos sobre el seguimiento de la huelga, pero que por las noticias que se recibieron, los paros se secundaron de manera amplia, sobre todo en servicios públicos como la sanidad.