Hoy es un día especialmente doloroso para el Patín Alcodiam Salesiano ya que Francisco Llácer Calabuig ha fallecido y el club no encuentra palabras para describir el vacío que deja entre ellos. Según fuentes del conjunto alcodiamista, Paco era mucho más que un compañero de junta, era una gran persona, y todos los que lo han conocido se sienten desolados. Trabajó de modo incansable por el Patín Alcodiam y por el hockey y, autor del libro «Patín Alcodiam Salesiano, desde los inicios a la OK liga», era un referente indiscutible para consultar la historia de nuestro club.

Desde delegado de equipo en la base hasta el puesto que ostentaba desde hace muchos años entre la junta, siempre amó este deporte y siempre estaba disponible para ayudar o resolver cualquier duda. Escucharlo contando de qué manera se logró con muchísimo esfuerzo y tiempo hacer grande el hockey en Alcoy era un lujo, y él formó parte de toda esa historia. Se ha marchado antes de poder pedirle que escribiera una más de aquellas crónicas de partido en las que te hacía sentir en la grada como pocos lo pueden lograr. Pero ante todo, lo despiden con mucho dolor al que era un gran amigo.
Desde el club quieren agradecer y transmitir a su familia su más sentido pésame y hacerles saber que será imposible olvidarlo.