El baloncesto local se tiñó este Viernes de luto con el fallecimiento de Pascual Serrano Vázquez, uno de los entrenadores históricos a nivel local. Una complicación tras una intervención quirúrgica realizada a comienzos de la pasada semana, empeoró un estado de salud que ya era bastante delicado desde hace un tiempo y finalmente no pudo ganar su partido más difícil.

Actualmente ejercía como entrenador en la cantera del CB Joventut, donde recuperó la ilusión por un deporte en el que llevaba más de tres décadas. Tras una etapa sin entrenar por motivos de salud, había vuelto a los banquillos hace algo más de un año.

Su mejor etapa en un banquillo la vivió de la mano del desaparecido Basket Salesianos compitiendo en liga federada. La misa por su alma tuvo lugar el pasado Sábado por la mañana a las 11:00 horas en el Tanatorio de la Zona Norte.

El CB Joventut quiso despedirle ayer a través de las redes sociales con un emotivo mensaje: “Se nos ha ido demasiado pronto un maestro, un amigo, un padre, un abuelo… una persona excepcional. Con el alma rota, tu familia del baloncesto te decimos hasta siempre”.