Las obras para evitar nuevos desprendimientos en los extremos de los túneles de la vía verde de Alcoy ya han finalizado. El Ayuntamiento adjudicó la actuación, valorada en más de 53.000 euros y financiada gracias a una subvención de la Diputación de Alicante, a la empresa Guerola Tranfer S.L.U.

Los trabajos se han llevado a cabo en dos fases: la primera consistió en la instalación de una malla electrosoldada sobre la superficie del talud, mientras la segunda se ha centrado en proyectar una capa de hormigón encima.

El objetivo, según ha recalcado el edil de Obras y Servicios, Jordi Martínez, es evitar que futuros temporales de lluvia y nieve puedan desplazar la tierra y dificultar el acceso a los túneles.

Está previsto que hoy los técnicos realicen la última inspección para certificar el fin de las obras. Asimismo, el Ayuntamiento prevé reparar el próximo año la senda asfaltada que discurre por la vía verde. En este sentido, Martínez ha reconocido que éste se ha visto dañado después del uso de maquinaria pesada en el refuerzo de los taludes.