NOTA DE PRENSA DE L’AMPA TOMÁS LLÁCER DE ALCOY

El pasado curso, después de varias peticiones y reivindicaciones por parte de la comunidad educativa de numerosas escuelas de educación especial de toda la Comunidad Valenciana, mediante un convenio entre las consejerías de Educación y Sanidad, se hace la dotación en nuestro centro de una profesional de enfermería.
Esta profesional acude al centro en el horario lectivo para apoyar en todas aquellas necesidades sanitarias que requieren muchos de nuestros hijos e hijas, prestando así un servicio que, como madres y padres, creemos necesario, justo y tranquilizador.
Ahora bien, cuando los alumnos participan en alguna actividad fuera del centro, como por ejemplo la participación de todo el alumnado del centro en la jornada de Deporte Adaptado de la Comunidad Valenciana que se celebra en Alicante el próximo 14 de Febrero, resulta que la enfermera no puede acompañarlos porque “su desplazamiento fuera del centro escolar no está cubierto legalmente”, según nos notifica la Consejería de Sanidad. Nosotros como madres y padres se preguntamos:

  • ¿Cuál es la tarea de esta profesional en la escuela cuando, en toda una jornada lectiva, no hay alumnado en el centro para atenderlo?
  • ¿Cómo es posible que un profesional asignado al centro no pueda participar en aquellas actividades que se realizan fuera de la escuela, siendo que están contempladas en las programaciones del centro?

Si nosotros, como madres y padres de jóvenes dependientes que necesitan una atención continuada e intensiva prácticamente las 24 horas del día los 365 días del año, encontramos fácil lo difícil, ¿porque los gobernantes, en este caso las Consejerías de Educación y Sanidad, hacen difícil lo que es fácil?