La Audiencia Provincial de Alicante juzgó este Jueves a un hombre al que se le imputa un delito de lesiones, y el fiscal pide cuatro años de prisión por ello.

Según informan desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana, el imputado dio un puñetazo en la boca a otro, por el que perdió cuatro dientes. La agresión se produjo en Mayo de 2013, en una discoteca de Alcoy, cuando «según relata el fiscal» el acusado golpeó a la víctima y le causó heridas graves. Por ello, según informan desde el TSJ de la Comunidad Valenciana, el fiscal pide esa pena de cuatro años de cárcel.