La caída de una cartel en la A-7 provocó retenciones durante la mañana de ayer en torno a las 09:30 horas a la altura de Ibi. La Guardia Civil tuvo que desviar el tráfico por dentro de la población para facilitar el trabajo a los bomberos. Las fuertes rachas de viento registradas en las comarcas de l’Alcoià, El Comtat y la Foia de Castalla causaron numerosos incidentes, siendo el de mayor consideración el citado. Según dichas fuentes, los espárragos con los que se encuentran anclados este tipo de señales se han partido, precipitándose ésta contra la calzada.

El suceso, que tuvo lugar en el kilómetro 463,5, no causó daños a ningún vehículo, a pesar del tráfico que registra la autovía en dirección a Alicante a esas horas de la mañana. Asimismo, hasta el lugar de los hechos se desplazó una unidad del parque auxiliar de bomberos de Ibi, cuyos efectivos trabajaron con rapidez para despejar la carretera y restablecer cuanto antes la circulación. Aun así, las labores se prolongaron durante casi una hora, por lo que la Guardia Civil optó por desviar el tráfico por el interior de Ibi, a fin de evitar retenciones.