La calle San Juan de Ribera libre de accidentes desde su adecuación.

Cinco meses después de la finalización de las obras se rompe una negativa tendencia que a 2016 dejó doce accidentes de tráfico.
La instalación de bandas rugosas, una correcta señalización horizontal, la reordenación de las zonas de aparcamiento y un tratamiento para evitar deslizamientos ha incrementado la seguridad de una zona que en los últimos años se había convertido en un acceso habitual para la ciudad de Alcoy.

Todas las medidas fueron consensuadas con los vecinos de la zona, ha explicado, Jordi Martinez, concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Alcoy.