El pliego de condiciones propuesto por el Ayuntamiento de Alcoy incluía una tasa de reposición de contenedores del 25 por ciento, pero dentro de las mejoras propuestas por la empresa para conseguir el contrato, subieron la tasa de reposición al cien por cien. Así las cosas, y según explica el concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, es la empresa la que se hará cargo de reponer los contenedores quemados, y que según el propio concejal ya están alrededor de los 30, una cifra suficientemente importante para la persona o las personas que están haciendo esto vean a que deben hacer frente. Porque el concejal se muestra convencido de que se pillará a la persona y esto permitirá a la empresa iniciar una denuncia y recuperar la inversión, porque al final los deberá reponer los que los ha quemado.