El Ayuntamiento de Alcoy pone de nuevo en marcha la fuente de la Rosaleda una vez completada su reparación. El emblemático surtidor del monumento de San Jorge empezó a funcionar después de 17 años al suavizarse el protocolo de prevención de la legionela.

El agua vuelve a correr por la fuente ornamental de la Rosaleda, en Alcoy, después de que los técnicos de Aqualia hayan finalizado su reparación. La actuación forma parte del plan que el Ayuntamiento está llevando a cabo desde el pasado mes de Febrero para reabrir las principales fuentes de la ciudad. Primero fueron las de la Glorieta y la del parque de los sindicatos, a las que siguió la del Parterre.

Cabe recordar que el equipo de gobierno ha podido poner en marcha dichas actuaciones después de alcanzar un acuerdo con la Conselleria de Sanidad para suavizar las medidas preventivas de la legionela y que obligaron al consistorio a clausurar todos los surtidores del municipio hace 17 años por los sucesivos brotes.

Con todo, el Ayuntamiento eligió un día festivo como el Lunes para que la fuente de la Rosaleda vuelva a lucir todo su esplendor.