La pareja sentimental de la mujer hallada el pasado Sábado degollada en una casa de campo de Planes, un hombre de 34 años, ha sido detenido por la Guardia Civil como presunto autor del crimen.

Aunque en un principio se barajó como hipótesis más probable el suicidio, finalmente la autopsia ha descartado esta posibilidad ya que el cuerpo presentaba heridas «incompatibles» con este supuesto y la investigación ha conducido a la detención del hombre.

De nacionalidad española al igual que el arrestado, J. B. C., la mujer tenía 29 años y vivía desde hacía alrededor de un año en una casa de campo situada en la partida de La Ceba, en el término de Planes. La víctima tenía con el presunto agresor un bebé de poco más de tres meses. La detención se produjo este Lunes después de que los investigadores recibieran los resultados del examen forense practicado al cadáver de la víctima durante la mañana de ayer en el Instituto de Medicina Legal de Alicante.

Los ayuntamientos de Planes y Alcoy han convocado concentraciones para hoy Martes a las 12:00 horas para guardar un minuto de silencio. Tanto Javier Sendra, alcalde de la población donde se produjo el crimen el Sábado, como Antonio Francés, primer edil del municipio natal de la víctima y del presunto agresor, han condenado públicamente lo sucedido y han mostrado su repulsa a esta lacra social.

En torno a las 06:00 horas del pasado Sábado, el detenido telefoneó a los servicios de emergencias alertando de que se había despertado por el llanto del bebé y de que al descender a la planta baja de la vivienda encontró en el suelo el cuerpo sin vida de la mujer junto a un cuchillo.

Agentes de la policía judicial de la Guardia Civil de Villena se hicieron cargo de las pesquisas, que en un primer momento apuntaban a un posible suicidio, y no hubo detenidos a la espera de la autopsia. Desde un primer momento, los agentes descartaron casi por completo la posibilidad de que se tratara de un robo, dentro de un caso que fue declarado bajo secreto de sumario. Tanto la víctima mortal como su pareja y ahora detenido no eran conocidos en la localidad de Planes, a donde habían llegado hacía alrededor de un año, aunque éste último se empadronó en el pueblo en los últimos meses.

La casa de campo donde ha ocurrido este suceso se ubica en el término de Planes pero lindando con el vecino municipio de Benimarfull, y de hecho está a 6 kilómetros del casco urbano de la primera de las poblaciones y a solo 1 kilómetro de ésta última.