En el marco de la operación Margos, dirigida por agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Ibi, ha sido detenido un joven, que usando el método del tirón, asaltaba a sus víctimas en plena calle provocándoles lesiones graves.

Los agentes de la Guardia Civil de Ibi iniciaron una investigación tras tener conocimiento, a través de dos denuncias, por delitos contra el patrimonio, que reunían características similares: robos con violencia mediante tirón.

El autor fijaba su objetivo en mujeres de mediana edad, utilizando el método del tirón para apropiarse de sus pertenencias. Este hecho, junto a la similar descripción física del autor aportada por las denunciantes, apuntaba a que los delitos podrían haber sido cometidos por la misma persona.

Las investigaciones revelaron que, en la primera de las ocasiones, el autor esperó a que su víctima saliera de una céntrica sucursal bancaria, asegurándose de que había extraído dinero del cajero, para arrebatarle después con un fuerte tirón el bolso que portaba, y huyendo rápidamente a pie por las calles de la localidad. Como consecuencia del asalto, la mujer cayó al suelo y sufrió lesiones en un hombro, además de la fractura de dos costillas.

En el segundo de los robos denunciado, el autor utilizó el  mismo modus operandi: esperó a que la víctima extrajera dinero del cajero, para después seguirla, sin que se percatara, por diversas calles de la población. Una vez llegaron a una zona poco transitada, se abalanzó sobre ella de manera sorpresiva, dándole un fuerte tirón del bolso, que la hizo caer al suelo. La caída le provocó lesiones graves en un hombro.

Un teléfono móvil, dinero y diversa documentación personal, fueron los efectos sustraídos por el joven en los dos asaltos.

Los agentes iniciaron una investigación, y tras la realización de numerosas pesquisas, se identificó al presunto autor de los hechos. Se trata de un hombre de 20 años, de nacionalidad española, al que se le imputan dos delitos de robo con violencia e intimidación. Tras pasar a disposición judicial, el Juzgado de Instrucción numero 2 de Ibi ha decretado su libertad con cargos.

El teléfono móvil, intervenido por los agentes, ha sido devuelto a su legítima propietaria. Las dos víctimas, de 44 y 64 años, y de nacionalidad española, continúan la recuperación en sus domicilios, bajo seguimiento médico.