La Guardia Civil ha detenido en Ibi a un hombre, español de 37 años, como presunto autor de 12 delitos de hurto en varios supermercados de las localidades de Castalla y de Ibi, y ha investigado a una mujer, española de 32, también como presunta autora de los mismos hechos.

Según han explicado desde la Benemérita, el aumento exponencial en los hurtos cometidos en el interior de supermercados de las localidades de Ibi y de Castalla, hizo que los agentes de la Guardia Civil de Ibi comenzaran una investigación.

El estudio y análisis de las cámaras de seguridad, permitió averiguar la habilidad con la que el supuesto autor de los hechos utilizaba para sustraer carteras, monederos y móviles de los clientes de esos locales comerciales. Siempre en horario de más afluencia, elegía a las personas que estuvieran próximas a una estantería. Él, con la excusa de querer coger un producto situado en lo más alto, se acercaba a su víctima sobremanera hasta que conseguía hurtar sus pertenencias sin que se diera cuenta. Ya en el exterior, le esperaba su mujer en un vehículo para huir rápidamente del lugar.

Pero el hombre que aparecía en las cámaras no era un completo desconocido para los agentes. En Agosto del año pasado, la Guardia Civil de Ibi lo detuvo por hechos similares; y también lo detuvo la Guardia Civil de Novelda, de Aspe, de Almansa y de Caudete (estos dos últimos en la provincia de Albacete). Un total de seis detenciones en menos de un año por la suma de 35 hurtos, todos en supermercados. Conocedores de su identidad, los investigadores prepararon un dispositivo de seguimiento desde su domicilio en Elda hasta un supermercado de Ibi. Una vez allí, agentes de paisano procedieron a su detención, en el momento de emplear su táctica de acercamiento a una nueva víctima.

El mismo ha quedado en libertad, tras pasar por los juzgados como presunto autor de 12 delitos de hurto. Su mujer, que supuestamente le ayudaba en el traslado y huida de los lugares de comisión de los hurtos, ha sido investigada por los mismos hechos.