El Convento de Agres sufrió un robo en la madrugada del Domingo al Lunes. Varios asaltantes provocaron importantes destrozos hasta llegar a la vitrina en la que se depositan los donativos a la Mare de Déu. Según fuentes de la Fila dels Pastorets, encargada de la custodia de la Virgen, todas las joyas estaban inventariadas, lo cual permitió detallar en la denuncia presentada ante la Guardia Civil que fueron sustraídas una veintena de las casi 170 que había. Lo que se desconoce es su valor, porque en el inventario no figuraba el valor de cada pieza, subrayan desde la entidad, así como el daño material no es tan importante como el sentimental. La noticia conmocionó a los vecinos de la población y de gran parte de la comarca, pues hasta este santuario se desplaza gente de toda la Comunidad Valenciana.

Las citadas fuentes también explicaron que tras el robo en el Convento los asaltantes accedieron al restaurante que hay justo debajo. La alarma del establecimiento saltó en torno a las 02:30 horas de la madrugada y las cámaras grabaron a varias personas con el rostro cubierto con pasamontañas. Los daños ocasionados en el establecimiento tampoco han trascendido.

En cuanto a los destrozos ocasionados en el Convento, desde la Fila dels Pastorets han asegurado que superan los 3.000 euros. Rompieron puertas y el cristal blindado, pero a día de hoy ya está todo reparado.