El Puente de San Jorge de Alcoy con autos de choque circulando por el centro de la calzada o con letreros luminosos de locales nocturnos. Esos son algunos de los fotomontajes que durante estos últimos días han empezado a circular por las redes sociales, y que obligaron al alcalde, Antonio Francés, a dar explicaciones.

Todo tiene su origen en los paneles de metacrilato que se están instalando en las aceras del puente para proteger a los peatones. Se trata de barreras transparentes retroiluminadas, que en estas últimas noches han ofrecido a todos los que pasan por allí un auténtico espectáculo colorista en rojos, morados, verdes y blancos. Como no podía ser de otra forma, las redes sociales se han hecho eco de este festival en tono sarcástico, y no han tardado en aparecer fotomontajes con autos de choque y letreros luminosos de lo más expresivos, junto a calificativos de “horterada” para arriba. Hasta el portavoz municipal de Compromís, Màrius Ivorra, se sumaba a las críticas, pidiendo ayuda a los alumnos de la Escola d’Art para asesorar al alcalde en “buen gusto”.

La bola, a medida que pasaban las horas, iba haciéndose más gorda, hasta que al final Antonio Francés acabó saliendo al paso a través de las mismas redes sociales para señalar que los cambios de colores obedecen a las pruebas que se están llevando a cabo para constatar que todo funciona correctamente, y que una vez instalado y comprobado se quedará la luz fija y de color blanco.